Jorge Medina asegura que vivió un infierno con La Arrolladora Banda El Limón


Hoy intenta recuperar su carrera labrándose un nombre como solista.
El ex cantante de La Arrolladora Banda El Limón, Jorge Medina, asegura que con el paso de los años se desgastaron las relaciones con el resto de los integrantes, hasta convertirse en un completo infierno.
Aunque fue por su propia voluntad el mantener en secreto esta situación, Medina comenta que tuvo suficiente después de más de 20 años de tener que soportar no poder tomar sus propias decisiones, lo cual no lo hacía feliz, por lo que dejar a La Arrolladora es la mejor decisión que tomó en su vida profesional.
En conferencia de prensa declaró lo siguiente:
Nos pusimos a grabar el disco y después surgió lo de dejar a La Arrolladora y fue cuando dije que no, ¿cómo? Pues así, no. Porque yo ya estaba en otro canal, ya había probado la libertad y me gustó y es difícil regresar a un lugar en donde sabes que es su empresa, es familiar, es su proyecto. Las ideas tuyas no son tuyas, son de ellos. Ahora son mis ideas.
De hecho, este tipo de confrontaciones le llevaron a sufrir depresión en los periodos de mayor actividad de la banda, ya que además de no poder opinar estaba bajo mucha presión por los compromisos laborales.
Las depresiones fueron por los cambios, la incertidumbre son distintas en cada persona el no saber qué hacer con tu vida (…) Te puedo jurar por mi vida que no hubo un día en que no me preguntaran “¿Cuándo regresas?” por lo menos tres veces al día; es horrible, “no sé”. El repetir “no sé”’ hasta que caes en esa depresión donde no sabes qué vas a hacer, entonces me dio por dormir, vestir ropa deportiva, no me daban ganas de ponerme zapatos, no me daban ganas de ponerme nada, recalca Medina.
Finalmente, admitió que tocar fondo de esa manera le hizo recapacitar y saber que seguir su camino sería lo correcto, ya que no existía ningún tipo de comunicación ni cordialidad entre él y el resto de la banda, al grado de que ya sólo se comunicaban por Whatsapp.
Hay un minuto en tu vida donde dices: “Dios, mándame lo que tengas que mandarme, eso si ya no es para mí, quítamelo de aquí y entonces dime cómo para irme por ahí o ponme donde hay, yo me encargo de labrarlo”, concluyó Jorge Medina.
Con información de TV Notas.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.