Comparaciones, incomparables 


CONTRAPESO 


Comparaciones, incomparables 


Por Jesús Olivas Figueroa 


A ver, la victoria de la Selección Mexicana de Fútbol, que por cierto fue histórica y fantástica, tiene muchas aristas, desde el cómo se confeccionó, se gestó, hasta la rúbrica fina con el gol de Hirving Lozano, se trata de un sin fin de motivos, menos el político.


Ayer en redes, seguidores de José Antonio Meade y Ricardo Anaya se atrevieron a comparar la victoria del TRI con un posible triunfo de sus candidatos.


A ver señoras y señores, en serio, ¿Qué tiene que ver un partido de fútbol con una contienda electoral?


Y es que comparar que porque Alemania era el favorito contra la escuadra azteca y se llevó la derrota, las encuestas donde Andrés Manuel López Obrador va arriba también pueden fallar.


Y mire usted, claro que puede perder, el día D todo puede pasar, pero decir que Alemania iba  arriba en las encuestas es la estupidez más grande que hace tiempo no leía y escuchaba. Primero pensé que era parte del día, la broma pues, el meme, sin embargo entre más redactaban, más personas respondían ya con vasta esencia de verdad, se la creían, insisto, no es que no pueda pasar, pero es tanta la desesperación de los anti “Pejes” que aprovechan cualquier tontería para decir que igual le va a pasar al tabasqueño.


Comparar pues, la histórica victoria de la selección mexicana ante Alemania con una eventual derrota de Andrés Manuel, me parece un signo enclenque de inteligencia, un razonamiento desesperado al no hallar argumentos sólidos reales para debatir sobre triunfos o derrotas electorales.


Bien pues, en serio, sean serios al momento de ejercer su libertad intacta de expresión, en lugar de aumentar posibilidades de triunfo para sus candidatos, alimentan la inminente desesperación que los carcome. Y es que solo faltan nueve días para que se cierren las campañas y 13 para el día D.


Hasta hoy, Andrés Manuel Lopez Obrador puntea en las preferencias electorales, pero son solo eso, preferencias, las encuestas que lo colocan en un lejano primer lugar son solo fotografías del momento, y aunque ese momento se ha perpetrado por casi tres meses, nada está escrito, pero de ahí a decir que las encuestas políticas son lo mismo que los análisis de especialistas deportivos que daban el triunfo a Alemania, hay un abismo, tonterías, salpica la ignorancia o la desesperación, algo, pero salpica.


Poco de campañas...


A propósito, hoy estará el candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia en Hermosillo. Eligió 

a la capital de Sonora para hacer uno de sus cierres, y es que aquí siempre le ha ido muy bien, además que políticamente vendrá a reforzar candidaturas locales y federales a pocos días de la elección final.


¿Qué si ayuda?, por supuesto, en política este tipo de cosas siempre suman, la inminente ola que está provocando la candidatura del “Peje” podría mojar, es más, empapar a los candidatos locales, y entonces sí, la sorpresa de la que muchos hablan se habrá consumado.


Definitivamente Ricardo Anaya ya no tiene posibilidades reales, decidió pegarse de cabezazos contra el monstruo de mil cabezas y al parecer la suya está a punto de caer. Mientras que a José Antonio Meade le queda una posibilidad, una sola, y esa se llama maquinaria priísta, el Estado y sus consecuencias.


Listo...Dios los bendiga, cuide y Proteja...

Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.