Descomposición en el IEE


Diálogo

David Figueroa O.

Descomposición en el IEE

La reciente y espontánea renuncia de una consejera del IEE en Sonora exhibe la descomposición institucional que desde hace tiempo se ha venido presentando en este órgano electoral y toma especial relevancia en un contexto social, político y económico que reclama contrapesos en México e independencia de instituciones como esta.

Claudia Ruiz Resendez ocupó el cargo al que hoy renuncia por un lapso de casi dos años de los siete para los que fue electa y expone en sus motivos “no son consideradas esas opciones que yo planteo” al señalar su desacuerdo con el despido de 40 trabajadores de base del IEE.

Por su parte otro de los consejeros Daniel Núñez Santos, aseguró que este tipo de despidos es algo común y recurrente dentro del instituto, poniendo como ejemplo el realizado en 2015 ‘pasando las elecciones’ cuando alrededor de 50 empleados de distintas áreas perdieron su empleo.

Una crisis por despido de personal es sólo el pretexto que deja de manifiesto o al menos claros motivos para sospechar que hay una lucha de poder interna similar a la que se da en los congresos, pues si los mismos consejeros reconocen que esta práctica no es casual e incluso hay referencia con procesos electorales, no se necesita ser mal pensados para entender la verdadera crisis institucional.

Y la misma Claudia Ruiz argumenta que esos despidos no se justifican en un ajuste presupuestal, pues es nada más una medida transitoria para la contratación de nuevo personal.

Los institutos electorales son pilar de la democracia plena que se busca alcanzar un día en nuestro país, así como el sistema pluripartidista que hoy impera, y la conformación de los congresos entre otros componentes de nuestra constitución; el problema es que este mismo sistema está ahogando a las instituciones en una lucha insaciable del poder por el poder.

En el IEE hay un claro reflejo de descomposición a partir de decisiones que ese mismo consejo al que perteneció Claudia Resendiz ha venido tomando desde meses

atrás, como ejemplo la falta de transparencia y congruencia democrática en el pasado proceso electoral 2018.

Ese proceso dejó mucho qué desear, ha sido uno de los capítulos con más demandas en tribunales a lo largo y ancho del estado y los consejeros se escudaron en una legislación insuficiente, pero la voluntad en la facultad que su cargo les confiere no reflejó ese interés por priorizar la democracia y mucho menos reflejó independencia institucional ni personal.

Hoy no todos están de acuerdo, pero lo han estado y no precisamente para enarbolar acciones que dan certeza, legalidad, independencia, imparcialidad u objetividad.

Esos principios los mismos consejeros los han puesto en duda ante una ciudadanía cada vez más informada que exige congruencia, honestidad y transparencia. En estos momentos el desacuerdo es supuestamente por despido de personal, pero el fondo es quiénes se van y quiénes llegarán.

Esta crisis ya se dio en el Congreso local recién iniciada la legislatura y no, los ciudadanos no son ignorantes de la verdadera crisis en el Instituto Estatal Electoral.

Por el bien de Sonora, por el bien de México y la paz social ojalá que los integrantes del Consejo que quedan reconsideren sus decisiones y reflexionen sobre la gran responsabilidad que tienen sobre sí.

Artículo 104 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el estado de Sonora: “…los consejeros del instituto no podrán aceptar cargo o empleo de particulares que implique dependencia o subordinación de carácter político…”.

Faltaría agregar ‘ni encargos’. Una evidente lucha de poder partidista o entre órdenes de gobierno en el instituto electoral es la descomposición que a nadie conviene y da al traste con décadas de lucha.

Hartos es una palabra, pero ojo, porque es el punto de inflexión cuando la sociedad se determina.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico [email protected]; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.