Salud Sonora llama a familias a estar atentas ante señales de alarma de intentos suicidas


Hermosillo, Sonora; 6 de octubre de 2022.- Para que las familias estén alertas ante los intentos de suicidio de una persona, la Secretaría de Salud (SSA) señaló la importancia de conocer los nueve mitos que rodean a este fenómeno, con los cuales se pueden saber cuáles son las principales señales de alarma.

La institución de salud detalló que el primero de ellos, la distracción del suicida, se refiere a aquella persona que quiere terminar con su vida y no lo dice. En realidad, de cada diez personas que cometen el acto del suicidio, nueve de ellas expresan clara y oportunamente sus propósitos.
El segundo mito, en el que un individuo que expresa su intención no la llevaría a cabo, se toma como chantaje emocional y manipulación; pero no hay que etiquetarla de esa manera y se debe tomar en serio.

El tercer mito es que el suicidio siempre es impulsivo. La SSA agregó que la evidencia muestra que el suicidio puede parecer impulsivo, pero generalmente ha sido considerado con tiempo antes de consumarse; en ocasiones, las personas que intentan cometer el acto expresan algún tipo de aviso verbal o conductual sobre sus intenciones.

El cuarto mito establece que el suicidio es una decisión difícil porque las personas suicidas han tomado una decisión casi imposible de cambiar, sin embargo, la mayoría de ellas lo comunican a una persona cercana o buscan ayuda de algún tipo.

El quinto mito propone que cuando una persona muestra indicios de mejoría o sobrevive a un intento de suicidio, ya se encuentra fuera de peligro o en una zona segura; la realidad es que uno de los momentos de mayor riesgo para un individuo se presenta inmediatamente después de la crisis.

El mito de la herencia es otra idea errónea. Se piensa que, si alguien de la familia ha intentado o ha cometido el acto, alguien de su entorno familia lo hará también. No obstante, no todo suicidio se puede relacionar con factores hereditarios.
La séptima creencia es que las personas suicidas tienen un trastorno mental. La Secretaría de Salud señaló que no todas exhiben este padecimiento, ya que, en algunos casos, en los actos consumados de suicidios no hubo indicios de algún problema mental previo.

Otro mito arraigado es que una persona suicida no se atreverá a acabar con su vida si se le reta a hacerlo. Esta es una acción imprudente, ya que se está frente a una persona altamente vulnerable, en una situación de crisis.

Finalmente, la novena creencia es la incitación al suicidio con facilitad. Se considera que, si se habla de suicidio con una persona, esta lo intentará. Pero la verdad es que está ampliamente demostrado que hablar sobre el suicidio con una persona en riesgo, en lugar de incitarla, provocarla o introducir en su mente dicha idea, se reduce el peligro de que ocurra y, en muchas ocasiones, puede ser la única posibilidad de dar ayuda.

Ante lo anterior, la SSA invitó a las y los sonorenses a estar atentos ante estos mitos y falsedades del suicidio y buscar ayuda profesional a través del número de emergencias 9-1-1, donde personal de la Dirección General de Salud Mental y Adicciones guía y apoya a personas con intentos suicidas.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.