La operatividad del FBI y la estela de Bolivia


Mensajes

Gilberto Mensajero Armenta

La operatividad del FBI y la estela de Bolivia

No será ventajoso actuar sin conocer la situación del enemigo, y no es posible conocer esa situación sin el espionaje

Sun Tzu

La gobernadora Claudia Pavlovich anunció haber solicitado al FBI su apoyo para esclarecer los hechos violentos en Bavispe, contra la familia LeBarón. La solicitud es válida, y esta dentro del protocolo diplomático que debe seguirse en estos casos.

El FBI, la DEA e incluso la CIA operan en México desde siempre, en distintos operativos, bajo distintas reglas y acuerdos, y contra distintos objetivos. Quien se escandalice por la entrada de estos elementos federales a Sonora, está picando piedra con picahielo.

Importante también establecer que los dos consulados norteamericanos en Sonora, en Nogales y en Hermosillo, tienen como función primordial la atención a sus connacionales ante cualquier contingencia que tengan en México, los que piensen que están para otorgar visas y cruzar “al otro lado”, se unen al grupo de arriba a picar más piedra. Esa atención a sus connacionales esta avalada por los acuerdos que ambos países hayan suscrito en sus relaciones diplomáticas, pero están también avalados y protegidos por acuerdos internacionales, signados ante organismos diplomáticos de gran envergadura.

La muerte de 9 estadounidenses y el ataque a cuatro más, sin importar su edad, género, ideologia religiosa, actividad preponderante en México, condición socioeconómica ni sus usos y costumbres como etnia o grupo social, por supuesto que atraería la atención del FBI, y particularmente la del Departamento de Estado, y la de la Agencia de Seguridad Nacional del país gobernado por Donald Trump.

¿Qué se requería para que eso sucedería? Que cualquier miembro de la familia LeBarón asi lo reclamara ante cualquiera de los dos consulados en Sonora, o ante cualquier instancia federal en los Estados Unidos, a traves del “congressman” que representa a los Mormones en ese país. Después de eso venía la solicitud formal al gobierno federal y al estatal en Sonora. ¿Atendió el federal el asunto de forma apropiada? ¡Quién sabe! Lo que si es cierto es que la gobernadora Claudia Pavlovich hizo lo pertinente: anuncia protocolariamente la solicitud de apoyo al FBI, y luego esté atiende el llamado entrando por Agua Prieta. ¿Qué sigue ahora? Lea con atención: Las 40 0 50 unidades, con la cantidad que usted guste de elementos federales (FBI), llegaron para quedarse en esa parte de la sierra en la que harán sus investigaciones. De los vehículos que abordaban por lo menos un tercio están equipados con tecnología de comunicación satelital, un tercio más se ocupó para transportar el equipo tecnológico (ojo, tecnológico), objetos personales e indumentaria. El resto serán ocupados por los elementos (50 o 100) que recorrerán la zona dentro de su logística de investigación.

¿Cuál es la tarea? De forma somera, usted pensara que vienen a detener a los responsables del ataque, a resguardar el perímetro, y a infiltrarse en las filas policiacas de la 4T y de Sonora. Esto último descuéntelo en automático. No habrá comunicación directa con ningún orden de autoridad policiaca, salvo con la gobernadora sonorense en persona. Para el FBI, la escala de jerarquía fuera de sus filas y cuando están en este tipo de operativos, es quien gobierne en el estado en el que se desplazan. Después de la gobernadora es el propio presidente del país.

Detener a los responsables es una tarea secundaria, no son sus objetivos primordiales. Los agentes vienen a establecer un perímetro de acción que les permitirá resguardar la frontera sur para ellos, y la norte para los mexicanos. Los municipios fronterizos entre Sonora y Arizona son, importantes si, pero de perfil bajo para el FBI, la frontera entre Texas y Chihuahua si es de alta prioridad para ellos. Y todos saben que la delincuencia organizada que opera en esa zona, la del ataque en Bavispe, tiene su centro de operaciones primordialmente en Chihuahua. Saque usted sus conclusiones.

¿Darán resultados por el tema Bavispe? ¡Por supuesto! Pero su mira está puesta más allá de la frontera de Sonora, en dirección a Chihuahua, gobernada por un panista.

El segundo tema, el de Bolivia, no merece mucha atención. Las acciones del gobierno federal, dándole exagerada importancia a este, no denota más que una frugal intención por desviar la atención de temas realmente importantes.

Opiniones públicas de todos los niveles han gritado al aire el tema del presupuesto federal, cargado más a una intención electoral que a una realmente social. La intención de controlar al INE, a la CNDH, a la SCJN, y al TEPJF, tiene que pasar desapercibida, y la operación para ese control tiene que correr por detrás de los pasillos. Por eso es la campaña de opinólogos y comentócratas desgarrándose las vestiduras por el ahora depuesto Evo Morales. La responsabilidad de estos inefables comunicadores es polarizar las redes sociales, que todos salgan a manifestarse a favor o en contra de darle asilo o no, inundar el espacio cibernéticos con hashtags en relación con Bolivia.

Mientras tanto, todo lo que el presidente quiera hacer, lo hace sin reportar aduana.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 también como MensajeroRed en todas las redes

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.