Messi gana el Balón De Oro


Se trata del primer trofeo que logra sin la camiseta del Barcelona, aunque buena parte de los servicios que le han valido el galardón fueron conseguidos cuando todavía defendía los intereses blaugranas, antes de verse obligado a abandonar el club de su vida con destino a París.


'Yo soy como el buen vino, espero llegar a ser aún mejor' dijo el astro argentino. Que es elegido como mejor jugador FIFA 2020, Bota de Oro europeo en 2020-2021, el goleador del Bayern Robert Lewandowski 'rozó' el Balón de Oro este lunes en París, pero finalizó segundo en la votación tras la leyenda Lionel Messi.


Con siete Balones de Oro bajo el brazo podemos decir que, al menos, Lionel Andrés Messi es el mejor jugador de la era del fútbol global, porque hasta hace un puñado de años las reglas de France Football impedían a genios como Pelé o Diego Maradona sumarse a la fiesta, pero toda comparación es peligrosa, de igual modo Messi ha aprovechado de maravilla sus condiciones desde su estrellato en 2007, cuando fue tercero por detrás del brasileño Kaká y del portugués Cristiano Ronaldo.


Desde entonces, solo en 2018 ha faltado en el podio del Balón de Oro, nunca por debajo del segundo puesto, en un duelo épico con Ronaldo, a quien ha acabado por poner a distancia de dos recompensas.


El momento

En una glamurosa ceremonia celebrada en el Théâtre du Châtelet de París, Lionel Messi ganó, pero a diferencia de las anteriores, en las que conquistó el galardón por sus éxitos con el Barcelona, esta vez fue gracias al título de la Copa América, su primer título con Argentina tras 16 años de decepciones. 'Este premio es por lo que hicimos en la Copa América y por ello doy las gracias a mis compañeros de la selección', admitió en su discurso. 'Antes ganaba este trofeo, pero me quedaba la sensación de que había una espina clavada; este año he conseguido el sueño que tanto deseaba después de muchos años de buscarlo', añadió.

Además de los protocolarios agradecimientos, Messi volvió a dar muestra de su clase, también fuera de los terrenos de juego, al dirigirse al delantero polaco Robert Lewandowski , segundo en esta edición: 'Decirle a Robert que el año pasado se merecía este premio.

Todo el mundo estuvo de acuerdo en que fue el mejor, pero no se pudo hacer por la pandemia. Ojalá France Football te pueda entregar este premio que mereces' finalizó. Ahora, Messi solo puede mirar a su propia leyenda, sabedor de que su mejores años están por detrás, pero siempre con la regularidad que le sitúa candidato a los mejores.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.